10 razones para contratar a una wedding planner

Cuando comienzas con los preparativos de tu boda es cuando realmente empiezas a ser consciente de la cantidad de cosas que tienes que dejar a punto para el gran día.  Organizar una boda y que esta salga perfecta no es una tarea sencilla, es una ocasión tan especial y única que requiere mucho entendimiento de la materia y del sector.

Es por ello que surgen los Wedding Planners, personas que se dedican enteramente a planificar la boda que cualquier pareja querría, el antes, el durante y el después de la misma. Antiguamente esta profesión carecía de valor, pero con el paso del tiempo hasta la actualidad se ha convertido en una figura casi imprescindible, ya que nos garantiza un resultado impoluto al saber organizar, dirigir y controlar hasta el más mínimo detalle mientras tú solo te dedicas a disfrutar de los preparativos y de este proceso con la más absoluta tranquilidad.

Seguramente tengas muchas ideas en tu mente de cómo te gustaría que fuera tu boda, o quizás no, es por ello por lo que contar con los servicios de un Wedding Planner es lo idóneo. Y a continuación, te decimos el por qué:

1. Se te echa el tiempo encima

Si no dispones de mucho para pensar en todo, no te preocupes, la Wedding Planner hará todo esto por ti, buscando el catering que más se asemeje a vosotros, así como el fotógrafo, la decoración, etc. y de la manera más económica y con mayor calidad posible.

Lo único que tendréis que elaborar será la lista de invitados y elegir vuestros trajes, a lo que por supuesto, vuestra planificadora también os ayudara.

2. Soñáis con un día original y diferente al resto

Aquí es donde entra en juego vuestro gusto, personalidad y carácter, que se verá reflejado en vuestra celebración. La organizadora os podrá conocer para así asesoraros y escuchar vuestras sugerencias para darles forma y hacer único el evento, ya que está en constante conocimiento de las nuevas tendencias que surgen y puede proponerte ideas originales que ni si quiera sabes que existen.

Fotomatones, llegar al altar en un paracaídas, casarte en unas ruinas, playa o desierto, contar con accesorios para la fiesta y los invitados… infinidad de detalles en los que quizás no te hayas parado a pensar y que sorprenderán a todos.

3.Quieres casarte en una ciudad diferente a la de residencia

Cada vez más son las personas que llevan a cabo su boda en un destino fuera de la ciudad en la que normalmente viven y esto puede resultar algo complicado, por lo que la organizadora de bodas se pondrá en contacto en vuestro lugar con todos los proveedores: restaurantes, espacios para la ceremonia, etc. para que vosotros no tengáis que viajar ni tomaros las molestias de hacer llamadas o video-llamadas con estos proveedores.

4. Va quedando poco tiempo para la boda

Normalmente se suele comenzar a organizar la boda con un mínimo de un año de antelación, pero en ocasiones se va dejando y nos presentamos con seis meses antes de la ceremonia, por lo que definitivamente se han de contratar los servicios de una Wedding Planner si queremos que pese al poco tiempo que queda esta salga perfecta.

Aunque no quede poco tiempo para el gran día es aconsejable contar con esta figura ya que será la persona más idónea para recomendarte y asesorarte sobre las ideas que tenéis en mente, así como para planificar todas las tareas que se han de llevar a cabo por días, semanas o meses, dejando así el calendario cuadrado hasta la boda.

5. Cuando no sabes por donde tienes que empezar

Tanto como si tienes una imagen creada en tu mente de lo que quieres como si no sabes qué tipo de boda quieres, ni sabes dónde encontrar los mejores proveedores más baratos, o no tienes creatividad para los obsequios de los invitados, así como para los detalles o la decoración, contar con una Wedding Planner será la mejor decisión ya que esta ya cuenta con la gran ventaja y con la experiencia de encontrar fácil y rápidamente todo lo necesario para la puesta a punto.

6.Sácale partido a tu presupuesto

Si piensas que contratar a una organizadora conlleva un coste muy elevado, estás equivocado. La Wedding Planner conseguirá adaptarse a vuestro presupuesto y os ayudará a conseguir todos los servicios y productos para vuestra boda de la manera más asequible, ciñéndose a vuestros números y sin excluir la calidad.

Esta también conseguirá que se cumplan los plazos de pago establecidos y gestionará y priorizará los recursos sin pasarse de la cantidad monetaria establecida.

7.No quieres implicar a amigos o familiares

Cuando organizamos la boda por nuestros propios medios, contamos con una carga de trabajo importante por lo que decidimos delegar muchas de nuestras tareas en familiares o amigos, lo que puede provocar pequeños roces o discusiones, ya que siempre es necesario que haya una persona pendiente de todo y que salga según lo establecidos.

Olvídate de que tu suegra se ocupe de las flores, o de que tus hermanas controlen el cátering o los músicos y de que tu madre se ocupe de contratar a los músicos. La Wedding Planner hará todo esto por vosotros, solucionando cualquier inconveniente o contratiempo, coordinando todo para que todos solo os preocupéis de relajaros.

8. Si quieres evitar conflictos

Al organizar la boda vosotros surgirán cantidad de disputas, ya que mucho de vuestro tiempo, por no decir todo el que tengáis libre lo pasaréis organizando la misma. Aquí es donde surgen las discusiones sobre quién pone más empeño y quien menos entre otras.

Esto es normal ya que durante este periodo los novios suelen estar estresados y con cantidad de sentimientos y emociones les supera. Por ello, la planificadora evitará haciéndose cargo de todo y los novios solo tienen que dar su contento o desagrado.

Fuera sufrimientos y fuera estrés, ocúpate de tu tranquilidad confiando en el organizador plenamente.

9. ¿No sabes que proveedores contratar?

Fotógrafo, flores, decoración, vestimentas, banquete, menús, restaurante, coctel, músicos, regalos… muchos proveedores son necesarios para este día, por lo que contando con una Wedding Planner ya lo tienes todo buscado.

Esta cuenta con una red muy extensa y de confianza que te harán ver la calidad a un buen precio y sabiendo que estos no van a fallar a última hora. E importante, esta buscará entre diferentes opciones para dar con el precio más económico sabiendo que el producto final te va a gustar.

10. Despreocúpate de cualquier responsabilidad

El día de la boda inclusive tu planificadora de esta estará ahí haciendo que todo salga según lo planeado, coordinando a invitados, proveedores, etc. con su continua supervisión y asesoramiento.

La Wedding Planner también estará para solucionar y evitar contratiempos, y que solo os dediquéis a disfrutar de vuestro día de la manera más feliz y tranquila.

 Con pasión y vocación esta figura conseguirá que vivas tu día de la manera más intensa, sin olvidarse de ningún detalle que hacen que la boda sea especial. ¿Para qué preocuparse si podemos conseguir que nuestra boda tenga un resultado mejor de lo que esperábamos?

Leave a Reply

*

CISA ebook ICBB test software Masks KN95 Mask