La pedida de mano de Luca a Anna con dos mimos actuando en Madrid

Si lo que necesitas son ideas para una pedida de mano única, llena de sorpresas y de emociones no puedes perderte la pedida de mano en Madrid de Luca y Anna, una pareja de italianos que aman la capital.

¿Sabías que España es uno de los destinos preferidos por los italianos para pasar sus vacaciones?

Pues el deseo de nuestro novio de hoy, Luca, era volver a su casa de sus vacaciones estando prometido con su chica, ¡y vaya si lo consiguió!

Así que, si quieres inspirarte, no te pierdas esta pedida de mano que te narramos al detalle.

 

Rondando el día de los enamorados

La pareja italiana vino a España para un fin de semana, concretamente el del 14 de febrero, que aprovecharon para hacer puente y pasar así el día de los enamorados en Madrid.

El novio quería hacer la pedida de mano en medio de sus vacaciones en España, de esta manera, la novia no sospecharía nada y, así, cuando menos se lo esperase, sacar un anillo y pedirle matrimonio allí mismo.

Luca decidió que ya era el momento de dar un paso más, por lo que decidió invitar a la novia a la capital en la época más romántica del año: San Valentín.

Y es que en vacaciones todos estamos más relajados y tranquilos, lo que resulta un momento perfecto para llevar a cabo la pedida de mano.

El lugar, el Parque del Retiro de Madrid

Mientras daban un paseo por el parque, y sin que la novia sospechara nada de lo que iba a ocurrir, nos encargamos de organizar todo en pleno centro de la ciudad, en el precioso Parque del Retiro.

Este espacio cuenta con diferentes zonas perfectas para realizar la pedida de mano: un lago, el Palacio de Cristal, los jardines botánicos de la Rosaleda, fuentes, etc.

El Retiro es uno de los parques más bonitos y grandes de la capital, ¡por eso nos encanta! Porque además sus lugares son sumamente fotogénicos para la propuesta de matrimonio. ¡Cuenta con un sinfín de colores que dan una increíble luz a tus fotos!

Una pequeña discusión con la mejor de las reconciliaciones

Como anécdota de esta pedida de mano, destacar que instantes antes de que el novio procediera a hinchar rodilla, la pareja discutió.

Sí, ella se dispuso a caminar sola por el parque y, como no lo estaba pasando demasiado bien, el novio no sabía si seguir adelante o no. Pero Luca, que estaba tan enamorado de ella y sabía que quería pasar junto a su chica el resto de su vida optó por no anular nada y seguir con la sorpresa.

¡Y menos mal! Porque así fue como sucedió la mejor de las reconciliaciones.

Dos mimos entraron en escena

Por el Parque del Retiro hay muchos artistas callejeros, por lo que era el plan perfecto para que la novia no sospecharía que dos mimos estarían compinchados para formar parte del espectáculo de su pedida de mano.

La novia iba caminando por el parque sola después de la discusión cuando, de repente, aparecieron los dos mimos que comenzaron con la actuación de la inminente pedida de mano mientras una música preparada especialmente por el novio sonaba de fondo.

Los mimos cogieron a Anna de ambos brazos y la dirigieron hasta el lugar de la escena, ¡Ella no daba crédito! Los mimos comenzaron la acción basada en una actuación de amor y le hicieron entrega de dos rosas rojas cuando de repente… ¡El novio apareció!

Música italiana con letra personalizada de fondo

¿Qué es un momento especial sin música? ¡Nada! Por eso, el violín se encargó de amenizar la velada. Este instrumento fue testigo de toda la actuación, y no fue hasta la tercera canción cuando el novio hizo acto de presencia.

En la tercera canción, compuesta por letras en italiano, Luca contaba la historia de amor con Anna. ¡Nada mejor que la música para avivar las emociones!

Finalmente, él se acercó a ella, se arrodilló y tras sacar el anillo le pidió matrimonio. La novia, entre carcajadas y lágrimas de emoción, no pudo decir que no.

El broche final, ¡el champán!

Tras el rotundo “sí” de Anna, la pareja italiana descorchó el champán y brindaron por el amor eterno. Y es que toda celebración ha de contar con un buen brindis y unas burbujas exquisitas.

La decoración nunca falta

Para la escena de la pedida de mano, no pudimos dejarnos el romanticismo de un lado a la hora de decorar, por eso nos hicimos con un escenario único al decorarlo.

Además de los mimos, la fuente y la vegetación que de por sí ya decoraba el parque, a esta pedida de mano no le podían faltar los pétalos de rosa, diferentes globos rojos con helio suspendidos por el suelo y un ramo precioso de rosas rojas que el novio entregó a la novia.

 

¡En Weddings and Events by Natalia Ortiz no queremos que falte ni un detalle! Nos encanta organizar pedidas de mano sorpresa que siempre acaban con un final feliz.

Así que, si estás pensando en pedir matrimonio… ¡Te esperamos! Porque no hay nada más maravilloso que pasar el resto de tu vida con esa persona que tan especial te hace sentir.

Leave a Reply

*